La Tercera Posición Doctrinaria

"Para nosotros los justicialistas el mundo se divide hoy en capitalistas y comunistas en pugna: nosotros no somos ni lo uno, ni lo otro. Pretendemos ideológicamente estar fuera de ese conflicto de intereses mundiales. Ello no implica de manera alguna que seamos en el campo internacional, prescindentes del problema.

Pensamos que tanto el capitalismo como el comunismo son sistemas ya superados por el tiempo. Consideramos al capitalismo como la explotación del hombre por el capital y al comunismo como la explotación del individuo por el Estado. Ambos "insectifican" a la persona mediante sistemas distintos. Creemos más; pensamos que los abusos del capitalismo son la causa y el comunismo el efecto. Sin capitalismo el comunismo no tendría razón de ser, creemos igualmente que, desaparecida la causa, se entraría en el comienzo de la desaparición del efecto.

Esto lo hemos probado durante los ocho años de nuestro gobierno en que, el Partido Comunista en nuestro país, alcanzó su mínima expresión. Para ellos nos bastó suprimir los abusos del capitalismo procediendo por evolución en los sistemas económicos y sociales".

De esta manera define Juan Domingo Perón la Tercera Posición, teniendo en cuenta la tendencia del poder político y económico reinante en el mundo a partir de:

La Primera Posición

En 1764 James Watt inventó la máquina de vapor, poniéndose en funcionamiento, en Inglaterra, los primeros telares. Podemos llamar a esto el puntapié inicial para lo que conocemos como "Revolución Industrial", que orientará ideológicamente Adam Smith que plantea una clara postura ideológica a partir de su principal obra, redactada en Londres en 1776, que tituló: "An Inquiryinto the Nature of the Wealth of Nations (Ensayo sobre la riqueza de las naciones), convirtrtida en su trabajo más difundido. Representaba la economía, por vez primera, los principios de investigación científica en un intento de construir una ciencia independiente.

A modo de continuación del tema iniciado en su obra filosófica y en base a la misma, mostraba cómo el juego espontáneo del egoísmo humano bastaría para aumentar la riqueza de las naciones, si los gobiernos dejasen hacer y no interviniesen con medidas reflexivas. En síntesis: "el capital a disposición del dueño del capital"

La Segunda Posición

A partir de los abusos realizados por el capitalismo, en 1848 Karl Marx hace conocer sus manifiestos comunistas argumentando que en las fábricas no sólo trabajarán los hombres, como había ocurrido hasta ahora, sino que también realizarán los trabajos las mujeres y los niños pequeños. Además este individuo, sea cual sea su sexo y edad, se ve supeditado a una serie de horarios larguísimos y a un sistema de trabajo en condiciones muy duras, pues los lugares donde se trabaja suelen ser nocivos, malos, con humos, etc. Por esto los obreros se verán con dificultades de seguir este automatismo de la máquina, pues no está acostumbrado a ello. En cambio, los niños, y por esto se los contrata en gran número, no habrán visto otra situación y tienden a acostumbrarse. Además estos pequeños no piensan ni toman malos hábitos, por los que rendirán más dentro de sus capacidades. También debemos tener en cuenta que para el empresario es más difícil disciplinar a un adulto que a un joven, además los niños harán trabajos más duro, es decir, que a lo mejor no precisaban mucha fuerza pero sí, gran responsabilidad, cobrando sueldos miserables, incluso más bajos que los de los adultos, pues son más pequeños.

Ya en 1867 da a conocer su obra cumbre que tItula "El Capital" que es una "crítica a la economía política" donde, entre otras tantas cosas, advierte que "la colosal extensión de las fábricas y sudependencia de los mercados mundiales, crean una producción que necesariamente tiene que ser febril y que, consecuentemente, llena en exceso los mercados, con lo cual se produce su paralización. La vida de la industria se convierte en una sucesión de períodos de animación media, prosperidad, superproducción, crisis y paralización. La inseguridad y la variabilidad que dan las empresas mecanizadas a la ocupación - y con ello a la situación de vida -, de los trabajadores, se convierten en algo normal, en ese cambio de período del ciclo industrial". A partir de aquí se desarrolla la ideología sustentada en; "el capital al servicio del Estado"

La Tercera Posición

Ante el abismo irreconciliable que había entre ambas tendencias la Iglesia Católica Apostólica Romana, en el año 1891 a través del Papa León XIII, interviene a fin de zanjar la diferencia manifestando que ambas posturas tenían parte de la verdad, no obstante en ambos casos no se ponía en consideración al ser humano y en tal sentido había que reglamentar el trabajo: 8 horas para trabajar, 8 horas para el sano esparcimiento y 8 horas para descansar; el Papa da a conocer la primer Encíclica Social que llampo rerumnovarum que significa La Encíclica de las Cosas Nuevas, y pone al ser humano como centro universal de todas las cosas, naciendo así "el capital a disposición del desarrollo del ser humano"

Estas tres posturas ideológicas desarrolladas durante los siglos XVIII y XIX tuvieron una gran influencia en el positivismo universitario de fines del siglo XIX principios del siglo XX como, por ejemplo Ugo Guido Mondolfo, que desarrollaba el marxismo democrático y, que luego daría paso en la interpretación del marxismo a Antonio Gramsci. Entrado el siglo XX con los preparativos de la primer guerra mundial en cierne, aparecieron los pronunciamientos en pos y en contra de la confrontación bélica, de allí los "reformistas" y los "maximalistas" que divide al marxismo a punto tal que el director del órgano de prensa: diario "Avante" (adelante) Benito Mussolini fue expulsado por pronunciarse públicamente a favor que Italia entrara en la guerra, o su compañera de redacción en el diario: Angélica Balabanowa partió a Suiza donde trabajó junto a Vladimir Lenin hasta convertirse en la primera secretaria de la Internacional Comunista.

La interna del socialismo - fascismo - comunismo fogoneada por el capitalismo, derivó inmediatamente en la confrontación bélica de la Primera y Segunda Guerra Mundial. La prueba de esto que sostenemos está dada en el llamado "Acuerdo de Yalta" celebrado en esa ciudad, ubicada en la Península de Crimea, los días 4 y 5 de febrero de 1945 entre quienes se erigieron como potencias triunfantes en las personas del Presidente de los Estado Unidos Franklin Delano Roosevelt, el Presidente del Consejo de Ministros de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas Iósif Stalin, contando con la participación del Primer Ministro de Inglaterra Winston Churchill y el Presidente de la República Francesa Charles de Gaulle. En aquel acuerdo, capitalistas y comunistas, se dividen el mundo dando inicio a la guerra fría cuyo puntapié inicial se refleja en la carta que Roosevelt escribe a Stalin el 6 de febrero de 1945 y que a continuación transcribimos textualmente:

Carta Pte. Roosevelt al Mariscal Stalin

Yalta, 6 de febrero de 1945

Distinguido Mariscal Stalin:

Esta tarde he pensado largo rato en nuestra reunión, y quisiera participarle con toda franqueza el resultado de mis reflexiones. Por lo que atañe al Gobierno polaco, me inquieta mucho el desacuerdo de las tres grandes potencias sobre la reestructuración política de Polonia.

Paréceme que todos nosotros representáramos un mal papel ante el mundo si usted reconoce a un Gobierno y, por otra parte, nosotros y los británicos reconocemos a otro en Londres. Es evidente que ese estado de cosas no debe perdurar; si perdurara, nuestros pueblos podrían suponer que existen diferencias entre nosotros, lo cual no es cierto. Estoy decidido a orillar cualquier discrepancia entre nosotros y la Unión Soviética. Sin duda debe haber algún medio para solventar nuestras disensiones. Algunas de las cosas que dijo usted hoy me causaron profunda impresión, en particular esa resolución de reforzar sus fuerzas de retaguardia cuando sus Ejércitos avancen hacia Berlín. Usted no puede tolerar, ni nosotros tampoco, que cualquier Gobierno de hecho ocasione dificultades de ese género a sus Fuerzas Armadas. Le ruego tome buena nota de que ello me parece totalmente comprensible.

Puede tener la seguridad que nuestro pueblo considera con mirada atenta y expresión de reproche las desavenencias que, en estos momentos decisivos de la guerra, imagina percibir entre nosotros. A decir verdad se pregunta cómo podremos entendernos en el futuro sobre asuntos mucho más importantes, si ahora, cuando nuestros ejércitos van a establecer contacto con el enemigo común, parecemos incapaces de armonizar las opiniones.

Debo advertirle sin ambages que no nos es posible reconocer al Gobierno de Lublin bajo su forma actual; y ciertamente el mundo juzgaría muy mezquino el resultado de nuestra actuación si nos separamos con una disconformidad declarada y evidente sobre estas cuestiones.

Usted dijo hoy que se prestaría gustoso a apoyar cualquier propuesta para la solución de ese problema, si se ofrecieran probabilidades razonables de éxito, y también mencionó la posibilidad de hacer venir aquí a algunos miembros del gobierno de Lublin.

Se, por supuesto, que todos nosotros deseamos con idéntica preocupación regularizar estos asuntos; por consiguiente, me adhiero a su proposición y, para ampliarla todavía un poco más, sugiero que convoquemos inmediatamente en Yalta a los Señores Bierut y OsobkaMoravski, del gobierno de Lublin así como a dos o tres de la lista que sigue, residentes de Polonia, quienes según nuestra información representan a otros elementos del pueblo polaco, y son capaces de cooperar satisfactoriamente a la creación de un Gobierno provisional que los tres podamos apoyar y reconocer: el Obispo de Cracovia, Monseñor Sapieha, Vicente Witos, el Sr. Zurlowski, y los profesores Buyak y Kutzeba. Si la presencia de los jefes polacos nos permitiera formar, de acuerdo con ellos, un Gobierno provisional de Polonia - con la inclusión indiscutible de algunos jefes políticos residentes en el extranjero, como los Sres. Mikolaiczyk, Grabzki y Romer -, el Gobierno norteamericano, y con toda seguridad el británico, se prestarían igualmente a examinar con usted las condiciones en que podrían dejar de apoyar al gobierno de Londres y reconocer el nuevo Gobierno provisional.

Confío no tener que reiterarle que los Estados Unidos jamás prestará su apoyo a ningún Gobierno provisional de Polonia cuya actitud sea más o menos hostil a los intereses representados por usted.

Huelga decir que cualquier Gobierno interino, resultante de nuestra conferencia con los polacos, habría de obligarse a celebrar elecciones libres en Polonia dentro del plazo más breve posible. Tengo la certeza de que esto concuerda por completo con su deseo de ver resurgir del caos de esta guerra una nueva Polonia, democrática y libre.

Suyo afectísimo

Franklin D. Roosevelt

En ese contexto mundial ocurre, no por casualidad, el encarcelamiento del Coronel Perón que dio origen al 17 de Octubre de 1945 (con el pronunciamiento del pueblo que recordamos en la parte histórica), pues el 1ro. de septiembre de 1945 la Unión democrática hizo un acto en el Luna Park presidido en el escenario por gigantografías con los rostros de: Franklin D. Roosevelt ex Presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman Presidente de los Estados Unidos. Clement R. Attlle Primer Ministro de Gran Bretaña, Winston S. Churchill ex Primer Ministro de Gran Bretaña, José Stalin Presidente del Soviet Supremo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Así la oposición reivindicaba el proyecto internacional que, por un lado gobernaba un sector del mundo bajo las banderas comunistas del todopoderoso Estado, y el otro sector del mundo gobernado por el patrón monetario Dólar que reemplazó al patrón oro a partir de los Acuerdos de Bretton Woods.

En ese contexto Perón gana las elecciones de 1946 y, tomando las enseñanzas expresadas en las Encíclicas Sociales, comienza a gobernar desde la Tercera Posición, aclarando que no es una postura intermedia sino que es la tercera ideología en llegar luego del capitalismo sostenido en la idea de Adam Smith y el comunismo que abrevó en el pensamiento de Karl Marx; obviamente no fue un simple anuncio mediático sino que dio rango superior al reformar la Constitución de la Nación Argentina en 1949, ya sea en su Preámbulo donde se agregó la siguiente frase: "... ratificando la irrevocable decisión de construir una nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana..."; o el capítulo 3ro donde señala los: "Derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad y de la educación y la cultura"; o el capítulo 4to que hace referencia directa a: "La función social de la propiedad, el capital y la actividad económica".

Luego, en el mensaje que, como Presidente, Perón pronuncia al inaugurar las sesiones del Congreso Nacional, 1° de Mayo de 1950 manifiesta:

"En el orden político, la Tercera Posición implica la soberanía de las naciones al servicio de la humanidad en un sistema cooperativo de gobierno mundial. En el orden económico, la Tercera Posición es el abandono de la economía libre y de la economía dirigida por un sistema de economía social al que se llega poniendo el capital al servicio de la economía. En el orden social, la Tercera Posición entre el individualismo y el colectivismo es la adopción de un sistema intermedio cuyo instrumento básico es la justicia social. Esta es nuestra Tercera Posición, que ofrecemos al mundo como una solución para la paz".

El 17 de octubre de 1950 plasma los hechos y dichos en nuestra doctrina, cuya piedra fundacional y columna vertebral son las 20 verdades, manifestando:

"Estas son las Veinte Verdades del Justicialismo Peronista. He querido reunirlas así para que cada uno de ustedes las grabe en sus mentes y sus corazones; para que las propalen como un mensaje de amor y justicia por todas partes; para que vivan felices según ellas y también para que mueran felices en su defensa si fuera necesario..."

En lo relacionado a la importancia de la doctrina y la Tercera Posición claramente refiere:

13. Un gobierno sin doctrina es un cuerpo si alma. Por eso el Peronismo tiene su propia doctrina política, económica y social: el Justicialismo.

14. El Justicialismo es una nueva filosofía de vida simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista.

15 Como doctrina política, el Justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con la comunidad.

16. Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social.

17. Como doctrina social, el Justicialismo realiza la Justicia Social, que da a cada persona su derecho en función social.

18. Queremos una Argentina socialmente justa, económicamente libre, y políticamente soberana. Queda entonces absolutamente claro que:

- La Primera Posición dispone que el capital se ponga a disposición del dueño del capital
- La Segunda Posición dispone que se ponga el capital a disposición del estado
- La Tercera Posición, tal cual reza la Verdad Peronista Nro. 16: "poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social"

Esta es la enseñanza que nos deja Juan Domingo Perón en función de adaptar una posición ideológica a un sistema de gobierno, según y conforme los hechos de la historia, teniendo en cuenta la actualidad reinante en el mundo, por eso creemos que no está de más realizar un somero pantallazo a nuestra actualidad desde la situación en que se encuentran las tres posiciones según el resultado teniendo en cuenta su evolución:

1. Fracaso del Comunismo como forma de gobierno desde el Estado: a partir que en 1987 Mijaíl Gorbachov, por entonces Presidente de la Unión Soviética, diera a conocer Perestroika o reestructuración, introduciendo reformas para transformar al sistema centralizado en un descentralizado adaptándolo al mercado. El 9 de noviembre de 1989 cae el Muro de Berlín y con él el sistema que lo sustentaba en el mundo, apelando en nuestros días a la dialéctica verborragica mediatizada y a la violencia como forma de persuasión política.

2. Fracaso del capitalismo como forma de gobierno desde el dueño del capital: el 15 septiembre de 2008 se conoció la llamada "explosión de la burbuja inmobiliaria" en EEUU a partir de la quiebra de la multinacional financiera LehmanBrothers, fundada en Alabama en 1850. Ante esta situación, contrariando las más elementales normas capitalistas, el estado debió concurrir con recursos económicos a solventar al sistema financiero en su conjunto. Así se lo pudo escuchar decir al Presidente Barack Obama ante el Congreso de los Estado Unidos: "Déjenme repetirlo. No podemos no pagar las cuentas en las que ya hemos incurrido. Si el Congreso se niega a dar al gobierno de Estados Unidos la posibilidad de pagar estas cuentas a tiempo, las consecuencias para toda la economía mundial serían catastróficas, mucho peores que el impacto de un abismo fiscal"

3. Triunfo en el mundo de la Tercera Posición: por primera vez en los dos mil años de historia de la Iglesia Católica un Papa abdica (Benedicto XVI) dando paso al nombramiento de un Papa de la Orden Jesuita, fundamentalmente formado en la Doctrina Social de la Iglesia, de nacionalidad Argentino donde simpatizó y simpatiza con la Doctrina Nacional Justicialista. Parafrasea este pensamiento poniendo al ser humano como eje fundamental de todas las cosas cuando dice; "Quiero una Iglesia pobre para los pobres" o, cuando al conmemorarse el día del trabajador dijo: "Les pido a quienes tienen responsabilidad política de no olvidar dos cosas: la dignidad humana y el bien común", al dirigirse a las dos mil millones de almas que conduce.

A esta actualidad ideológica debemos sumar la realidad política que viven los pueblos del mundo pudiendo observarse que en todas partes, el tejido de paz y de orden se está deshilachando. Los líderes de Rusia y Ucrania profundizan su retórica apocalíptica. La división entre sunitas y chiitas se agrava, mientras Siria e Irak derrapan hacia el caos. China hace sentir su peso en todo el Pacífico.

El auge de China, los cambios en la política de seguridad japonesa, la encrucijada coreana y la nueva diplomacia india son las más importantes de las fuerzas que están modificando un orden dominado durante medio siglo por EUU. En la formulación de sus respectivas estrategias, China y EEUU, combinan elementos de cooperación con otro tipo de disuasorio. Si por un lado ambos insisten en la importancia de los instrumentos bilaterales y multilaterales, por otro crean o refuerzan alianzas y avanzan en sus programas de modernización militar

La emergencia simultánea de China y de Japón, nueva en la historia de Asia, proporciona el contexto que explica las tensiones entre ambos: nunca antes tuvieron los dos países que tratarse en condiciones de igualdad. A medida que crece el poder de China y Japón adquiere los rasgos diplomáticos y militares propios de una potencia, su relación corre el riesgo de deteriorarse aún más. Ni existen las estructuras regionales que pudieran ofrecerles una plataforma de diálogo, ni ninguno de los dos parece dispuesto a reconocerse mutuamente como socios en la gestión de las responsabilidades económicas y de seguridad en la región.

Los EEUU quieren hacer de Japón un elemento central de su estrategia para el mundo de la posguerra fría. Los dos países están convirtiendo su asociación bilateral en un instrumento de seguridad regional, al tiempo que adquiere una escala global. Hacer de Japón un contrapeso de China, como defienden algunos en la administración norteamericana, supone desconocer que un Japón vinculado únicamente a EEUU será un país que perderá frente a China en el actual juego geopolítico.

Seúl se encuentra así ante un dilema estratégico, acentuado por la convicción de sus dirigentes de que el país no podrá desarrollar su potencial en la esfera internacional a menos que tenga una relación no conflictiva con Pyongyang y desarrolle una relación más equilibrada con Washington. Algunos analistas han advertido del riesgo ya mencionado de un cambio en las alianzas regionales en el noreste asiático, al situarse China y las dos Coreas, por un lado, contra Washington y Tokyo, por otro. Sería una división que obligaría a preguntarse por el futuro del regionalismo asiático

Otro elemento clave de la política asiática de EEUU es la formación de una nueva relación estratégica con la India, también Beijing anunció una "asociación estratégica" con la India. Pero Nueva Delhi nunca será un simple socio de China o de EEUU: India sigue su propia estrategia y utilizará el interés que los demás tienen por ella para reforzar su propio estatus como potencia en ascenso. La India ocupa una posición geográfica clave en la lucha global contra el radicalismo islamista y comparte el objetivo norteamericano de transformar políticamente Oriente Próximo. Además, una alianza con Nueva Delhi serviría para asegurar un equilibrio estable de poder en Asia a largo plazo.

Asia o continente asiático es el continente más extenso y poblado de la Tierra que, con cerca de 44 millones de km2, supone el 8,70% del total de la superficie terrestre y el 29,45% de las tierras emergidas y, con 4 309 millones de habitantes, el 61% de la población mundial. Debiendo sumar la división convencional de continentes, de origen europeo con 738 millones de habitantes, Asia y Europa aparecen como dos entidades diferentes por razones culturales e históricas. En términos geográficos, forman en realidad un único continente, llamado Eurasia. Además África con 1.111 millones de habitantes, está unida a Eurasia por el canal de Suez por lo que también se puede considerar toda la extensión conjunta de Europa, Asia y África como un único súper continente, ocasionalmente denominado Eurafrasia, o Afro-eurasia conteniendo un total de 6.158 millones de habitantes, mientras que en América alcanzamos a unos 968 millones de habitantes.

Esta Asia multipolar que beneficia al objetivo norteamericano de mantener al continente dividido y evitar la emergencia de un potencial competidor, ¿reducirá los problemas de la seguridad regional?

Mientras tanto el ex canciller socialdemócrata alemán Gerhard Schröder desató la polémica en Alemania después de que se difundieran imágenes de su 70vo cumpleaños, celebrado en San Petersburgo el 28 de abril de 2014. En ellas se lo ve abrazando efusivamente al presidente ruso, Vladimir Putin. El abrazo entre Putin y Schröder fue duramente criticado en Alemania, al producirse el mismo día en que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) decidieron imponer nuevas sanciones contra Rusia, en el marco del conflicto por Ucrania y cuandolas relaciones entre Moscú y Berlín parecen atravesar su peor momento.

Esto es a muy grandes rasgos la actualidad ideológica y política del mundo en nuestros días. Decía Perón que la política más importante era la internacional, según y conforme la evolución del ser humano en cuanto a su organización, siguiendo el siguiente orden: hombre - familia - clan - tribu - pueblo - nación - continentalismo y universalismo. Estamos terminando de adecuar la etapa del continentalismo y avanzamos a la organización de los seres humanos que habitamos el globo terráqueo, comunicación mediante. Por estas circunstancias, como peronistas desde el Partido Justicialista de Lomas de Zamora, se nos ocurre un interrogante:

¿Seremos capaces de actualizar nuestra doctrina, sustento de la ideología que decimos representar, a fin de resolver desde los gobiernos: nacional, provinciales y municipales, los problemas que planteará nuestro pueblo en el futuro?

Estos son los fundamentos que nos llevan a concluir en este análisis, el que ponemos a disposición para abrir el debate desde la convicción que la discusión de ideas, con sus respectivos fundamentos, enriquece la política que a la postre implementarán los gobiernos, para que entre todos logremos un Lomas de Zamora mejor que sea pilar fundamental de una Provincia de Buenos Aires mejor, para una Argentina mejor, que mejore la vida e integridad latinoamericana en pos de un mundo mejor.